Acciones Que Producen Milagros y Sanidades

Huye el impío sin que nadie lo persiga; mas el justo está confiado como un león. Proverbios 28:1

 

La sanidad y los milagros son hechos sobrenaturales de Dios. Nuestra participación es necesaria. Nuestra fe debe ponerse en acción y debemos creer que Dios hará su parte.

 TIEMPO PARA ACCION

EL JUSTO ESTÁ CONFIADO COMO UN LEON

·        David fue tras el león y el oso que atacaba a sus ovejas: Dios le dio la fortaleza y la audacia para liberar al cordero y matar al león.

·        Josué y sus hombres marcharon alrededor de los muros de Jericó: Dios los derribó.

·        Elías construyó un altar y oró para que cayera fuego: Dios consumió el altar con fuego.

·        Una viuda obedeció al profeta y juntó todos los recipientes vacíos que pudo conseguir: Dios proveyó y multiplicó el aceite que ella necesitaba.

·        El capitán Naaman tenía lepra y se le dijo que se sumergiera siete veces en una laguna sucia: Dios extendió su mano y lo sanó. 

·        Noé construyó el arca: Dios inundó la tierra y lo salvó a él y a su familia.

·        La mujer con flujo de sangre se abrió camino entre la multitud para tocar a Jesús: fue sanada instantáneamente.

·        Moisés alzó su vara: Dios abrió el mar.

·        David puso una piedra en la honda y la apuntó hacia el gigante: Dios lo mató instantáneamente. 

·        Un día, después de años de odiar a mi padre, me puse en acción y pedí a gritos a Dios poder perdonarlo: Él instantáneamente sanó mi alma.

·        Recientemente me rendí por completo a Dios, dejé de pedirle que me sane y, en cambio, comencé a agradecerle y a alabarlo: ¡Dios estiró su mano y me sanó!

 

Tanto la sanidad como el milagro necesitan una intervención o participación divina. Nuestra fe activa y el poder de Dios para sanar son la combinación necesaria para recibir la sanidad o el milagro.

(Satanas, Mi Milagro No Es Tuyo, pag. 51-53)

Leave a Reply