Culpabilidad y Condenación

Observo que existe un área muy delicada en la que muchos padres sufren, y es la que tiene que ver con los sentimientos de culpabilidad y condenación que se les crea a ellos por los pecados de sus hijos.

 

Recuerde, Satanás es el engañador y el padre de todas las mentiras. El pecado se originó en Satanás. El enemigo quiere robar su fe. Esta es su meta primordial. El enemigo mentirá diciendo que es toda su culpa por los pecados y errores del pasado. Esa es una mentira del enemigo que absolutamente no debe creer.

 Radical Changes are Necessary When Everything Seems to be Going Wrong

            Rechace la maldición del enemigo y rehúse seguir viviendo bajo la culpabilidad y la condenación. Proclame estar vivo en la fe de ahora en adelante. A él no le importa lo que usted haga y lo religioso que sea. Simplemente está interesado en robarle su fe en Jesucristo. No permita que la culpabilidad le robe la verdad.

 

La fe es creer que Dios puede y hará lo que promete. Tome posesión de las promesas de Dios, manténgase firme y aprenda a resistir a Satanás. Hable la Palabra. Mastique y digiera la Palabra. Ore la Palabra. Crea y confié en la Palabra de Dios para usted y para toda su familia. Nada más le podrá ayudar.

 

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús

  los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.

                                                                                                                            Romanos 8:1

 

 

Satanás, ¡Mis Hijos No Son Tuyos!, pag. 83. Por Dra. Iris Delgado.

Leave a Reply