Declaraciones Poderosas para Contrarrestar los Ataques del Enemigo

Praying for Your Children by Dr. Iris Delgado

Cuando hay una aparente derrota

Señor, me apoyo en tu Palabra, convencido de que donde el enemigo tiene pensado derrotarme, tú puedes convertirlo en una Victoria. Tú me haces triunfar y obtener la Victoria en Cristo Jesús. Gracias por sostenerme durante esta circunstancia. En el nombre de Jesús, amén (Isa. 59:19; Ro. 8:37; 1 Co. 15:57).

 

Cuando hay escasez

Padre, me arrepiento de todas las cosas que he hecho o dejado de hacer, y que han ocasionado esta insuficiencia que quiere afectar mi vida. Me libero de esta maldición, y pido sabiduría y entendimiento para confiar en ti con todo mi ser. Enséñame, Espíritu Santo, a ser un buen mayordomo y a obedecer la Palabra de Dios. Mi Dios es capaz de suplir todas mis necesidades (Flp. 4:19).

 

Cuando hay preocupación y ansiedad

Padre, tú has prometido guardar mi corazón y protegerme en tu paz. En el nombre de Jesús, expulso toda preocupación y ansiedad de mi mente y mi corazón. Confío en ti, Señor. Tú no me has dado un espíritu de cobardía. Tú me has dado poder, autoridad, y dominio propio. Gracias por esta promesa, en el nombre de Jesús (Is. 26:3; Flp. 4:6-7; 2 Tim. 1:7).

 

Cuando hay cansancio y desánimo

Padre, gracias porque tu Palabra declara que tú fortaleces al cansado, y que das fuerzas a los que no tienen ninguna. Cuando estoy cansado, tú me haces remontarme con alas como de águila. Declaro que el desánimo no tendrá dominio sobre mí (Is. 40:28-31; Heb. 12:3).

 

Destruya las Obras del Enemigo, pag. 190-193. Por John e Iris Delgado.

Leave a Reply