¿Está Listo Para Ver Cómo Dios Mueve Sus Montañas?

Poder Para Mover Montañas

Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

                                                                                    —Mateo 17:20

Padre Dios, suelto mi fe para mover todas las montañas de trastornos, confusión, enfermedades, carencias, conflictos, adversidad y ataques del enemigo. En el nombre de Jesús ato todo mal y le ordeno que salga de mi vida. Gracias, Padre, porque ningún mal nos ocurrirá, ni la destrucción se acercará a mi morada. Mi hogar es bendecido con tu amor, gozo y paz. Proclamo con audacia y fe que toda montaña de adversidad debe someterse ante el nombre de Jesús.

mountain2

            Para ilustrar cuan inactivos pueden estar los cristianos en su fe, el Dr. James S. MacDonald, pastor principal de Harvest Bible Chapel, habló en la conferencia de pastores de la Convención en la Iglesia Bautista del Sur en Nueva Orleans, el 18 de junio de 2012, y leyó el siguiente poema:

Una noche tuve un maravilloso sueño,

                                    Vi unas huellas

Las huellas de mi precioso Señor,

Pero las mías no estaban en la costa.

 

Pero luego aparecieron unas huellas desconocidas,

Y le pregunté al Señor: “¿Qué es esto?

Estas huellas son grandes, redondas y prolijas,

Pero Señor, son demasiado grandes para ser de pies”.

 

“Hijo mío, dijo Él en tono sombrío

Por millas te he llevado a ti solo.

Te desafié a que caminaras en fe,

Pero te negaste y me hiciste esperar.

“Desobedeciste, no querías crecer,

Tú no conoces el andar en fe,

Así que me cansé, me harté,

Y te tiré sobre tus nalgas.”

 

“Porque en la vida llega un momento

En que uno debe luchar y debe escalar.

Debe levantarse y tomar una decisión,

O dejar las huellas de sus nalgas en la arena.”2

 

            No permita que la fe débil lo convierta en un okupa, atormentado por el enemigo. Tome la valiosa decisión de ejercitar su fe y su poder en Cristo. Lo único que necesita es un poquito de fe, del tamaño de una semilla de mostaza—una oración sincera—una verdadera decisión de confiar en Dios. Comience con algo cercano a su corazón, y active su fe con una oración radical y ferviente. Puede ser por un hijo pródigo, para abandonar un mal hábito, un muy necesario logro en una relación, o la oración por un amigo o un familiar perdido. Vea como Dios interviene de manera sobrenatural. Luego, asuma un desafío mayor de su fe.

            ¿Qué significa radical? Es orar con tenacidad y fervor. Es recordarle a Dios su Palabra. No flaqueando, sino perseverando y creyendo que Dios es capaz de cumplir su Palabra. Es ir contra la propia voluntad y oponer resistencia a la duda y la incredulidad. La fe radical también es resistir la tentación y decirle que no al pecado. Es mantenerse puro en medio de un mundo promiscuo e impío.


“Porque yo Jehová hablaré, y se cumplirá la palabra que yo hablé… hablaré palabra y la cumpliré”, dice Jehová el Señor.

—Ezequiel 12:25 

La oración eficaz del justo puede mucho.

—Santiago 5:16 

            Eficaz significa: “real, activo, que produce resultados, en marcha, listo para la acción”. Su oración real, honesta, sincera, produce resultados y beneficios, no las oraciones de auto conmiseración como “Señor, necesito esto y aquello”, sino las que arrancan toda desobediencia de su alma y se niegan a inclinarse o dejarse vencer por el enemigo o por los dioses de este mundo. Esas oraciones radicales son las que obtienen la intensa atención de Dios.

 

Satanás, ¡Mis Promesas No Son Tuyas!, pag. 22-25. Por Dra. Iris Delgado.

Leave a Reply