Promesas de Dios para la Provisión

Mi Dios suplirá todas mis necesidades. El no retendrá de mi ninguna cosa buena si ando en integridad (Salmos 84:11; Filipenses 4:19).

 

Mi boca está saciada de bien . . . Él me satisface con pan y agua, y no me falta lo bueno (Salmos 103:5; Joel 2:26; Mateo 6:11).

Prayer of Protection from the attacks of the enemy 

En tiempos de hambre Él me preserva. Todos los que lo honran serán preservados del hambre y la miseria (Job 5:20-21; Salmos 33:19).

 

No me preocupo por la falta de ropa, alimentos, o alojamiento. Dios ha prometido proveer todo lo que necesito, así como mantuvo a su pueblo vestido y alimentado durante cuarenta años en el desierto, y como viste a los lirios del campo (Deuteronomio 8:4-5; Salmos 23:1; Mateo 6:28).

 

Al honrar a Dios, Él me da los deseos de mi corazón. El Señor manda su bendición sobre mi simiente. Dios bendice a los justos con prosperidad y bienes (Deuteronomio 28:8; Proverbios 22:4; 28:10; Isaías 65:23).

 

 

Satanás, ¡Mis Promesas No Son Tuyas!, Pag. 92-93. Por Dra. Iris Delgado.

Leave a Reply