Oraciones Poderosas

Oraciones PoderosasAutora: Dra. Iris Delgado

Un dicho por Oswald Chambers: “La oración no nos equipa para las cosas mayores; La oración es la cosa mayor.”

Sigue estas instrucciones hasta que puedas orar libremente y te sientas libre de las opresiones del enemigo.

1.  Pídele a Dios que te perdone de todos tus pecados y ofensas y todo lo que tú sabes   que no agrada a Dios.  Perdona a los que les han ofendido y pídele al Espíritu Santo       que te ayude a vencer las ofensas y el abuso.

2.    Entra a la presencia de Dios con acción de gracias.  Dale gracias a Dios por todo lo      que puedes pensar.  Ríndele sacrificios de alabanza y gozo.

3.   Usa tus llaves de atar y desatar.  Ata la ansiedad, preocupación, estrés, dudas, impaciencia, temores, etc. Desata la paz y el amor de Dios. Desata la fortaleza de Dios, sabiduría, conocimiento, entendimiento.  Declara que tienes una mente sana y que tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo.

4.   ¡Alábale!  Canta un Salmo o un cántico.

5.   Declaro en este día que “Soy tu hija/hijo de Pacto y de Realeza. Te doy gracias Padre por este privilegio.  Declaro que Tú eres el único Dios Viviente – ¡el Dios Altísimo! Hoy te rindo reverencia y declaro que no puedo hacer nada sin Ti.  Te necesito.  Te amo.  Eres digno de ser alabado, magnificado y ensalzado.  Te magnifico Padre. Declaro que Jesús, Tu único Hijo, es el Salvador, es Señor, es Rey, y viene pronto.  Declaro que el poder de la resurrección que levanto a Cristo de los muertos mora en mí y me ha hecho libre de los poderes de las tinieblas, de la muerte, de toda iniquidad, y toda enfermedad.  Declaro que Jesucristo esta sentado al trono de la gracia intercediendo por mí y mi familia. Declaro que la Sangre de Jesús me limpia y me protege. Yo aplico la Sangre de Jesús sobre mis pensamientos, mi corazón, y mi cuerpo.

Te reconozco Espíritu Santo, como mi guía, mi maestro, mi amigo, mi abogado, mi  defensor y mi consolador.  En este día declaro que nada es imposible para Ti.

Declaro que todo lo que me concierne esta en Tus manos y en Tu tiempo.

Gracias Padre por sabiduría, energía, vitalidad, discernimiento, recursos, sanidad divina, una sonrisa, gozo, comprensión, la habilidad de escuchar, tener compasión, misericordia, una palabra suave, una palabra de exhortación, una palabra de reto, para todos los que vienen a mi con necesidades y consejos.

Pon un freno en mi boca – para no decir nada fuera de Tu sabiduría.  Abre mi boca con sabiduría, entendimiento y discernimiento, para que la persona con quien yo hable pueda ser libre, transformada y dirigida hacia la victoria “en Cristo.”

Continúa orando, declarando y decretando.  Se especifica.  No hagas las mismas oraciones repetidas, habituales y memorizadas.  No hagas oraciones de “pan” solamente.  Pan es lo que Dios ya prometió suplirte: tu hogar, comida, auto, trabajo.  Dios sabe que necesitas estas cosas y prometió suplírtelas.  Ora por misericordia, ideas creativas, poder para destruir fortalezas, poder y denuedo para orar por los enfermos y ver milagros suceder.  Ora por la habilidad de hacer buenas inversiones; tener más entendimiento de la Palabra de Dios.  Ora fervientemente y con pasión para invadir y destruir las obras del enemigo en la vida de tus familiares.  Ora por sabiduría para hacer decisiones sabias.  Ora para que Dios ensanche tu lugar (todo lo que te concierna).  Ora para romper el poder de la pobreza en tu vida y la de tus hijos.  Rompe las maldiciones heredadas porque ya has sido redimido/a de toda maldición al nacer de nuevo.  Ora para romper toda ligadura satánica y todo habito secreto que no agrada a Dios.  Ora por otras personas, etc.  Tus oraciones poderosas romperán los yugos: (malos hábitos, opresión del enemigo, cargas, ataduras, dominación, adicciones, etc.

Unas Palabras de Consejo:

No limites a Dios.  No lo pongas en una caja.  No le pidas poco.  Pídele mucho y con fe.  Pídele de acuerdo a la Palabra de Dios.  La Palabra de Dios es el lenguaje que el Espíritu Santo entiende, escucha, y obra.  Nada es imposible para Dios.  Toma responsabilidad.  Se obediente a Su Palabra.  No seas vaga e inestable.  Llena tu corazón de cosas buenas para que de tu boca salgan cosas buenas, palabras buenas, consejos buenos, y buenas ideas.  De tu corazón manna la vida.

Lo que tu siembras, eso cosecharas.  Nunca tendrás abundancia al menos que siembres – todo el tiempo!  Entre mas das, más recibirás.  Si tienes poco, pon atención a tus hábitos de dar.  Siembra en buen terreno.  Da a los pobres, misiones, a los necesitados.  Da tus diezmos a tu iglesia (donde recibes alimento espiritual).  Empieza con lo que puedas dar y sigue dando más hasta que seas fiel con el 10 porciento o mas de todas tus entradas.  Tus diezmos y ofrendas rompen la maldición de pobreza.  Estarás poniendo en efecto la ley de la siembra y la cosecha.  Dios ha prometido bendecirte cuando le obedeces.  Pon esta ley en moción y veras las bendiciones fluir todo el tiempo.

El Espíritu Santo esta siempre velando y escuchando atentamente para ver cómo te puede ayudar y responder a tus necesidades.  Pero El es solamente motivado y retado por la Palabra de Dios en tu boca y tu obediencia.  En el momento que tu declaras la Palabra de Dios y caminas en obediencia, el Espíritu Santo actúa sobre la Palabra para llevarla acabo.

¡No seas más Victima! Si has sido herida por alguien y todavía cargas el dolor y amargura, es tiempo de decir “¡basta ya!” y parar esa situación.  Mientras tú insistas en cargar el dolor y el dolor del abuso, divorcio, trauma, palabras negativas, un padre infiel, etc., nunca vas a sentir paz y tener victoria en tu vida.  Tienes que soltar esa cosa – es como un cáncer que sigue comiendo.  Perdona a las personas que te han herido.  ¡Suéltate hoy!  Yo estuve en esa situación años atrás, ¡pero hoy estoy libre!  Tome una decisión específica de mi parte.  Una vez que yo dije “Te perdono papá” yo quede libre.  Las cadenas se soltaron de mí.  Para de sentirte culpable y ¡desátate!  Lo mejor en tu vida esta por delante.  Tus hijos y los hijos de tus hijos van a heredar tu liberación y tu victoria y no las maldiciones del abuso. ¡Alaba a Dios!

DECLARACIONES: DECRETA QUE ESTA HECHO EN EL NOMBRE DE JESUS 

Padre, hoy pongo en moción tus promesas del Nuevo Pacto.

Declaro que ninguna arma forjada contra mi o mi familia prosperara.

Declaro que ninguna influencia diabólica, enfermedades, accidentes, interrupciones, pobreza, robos, temores, muerte, pestilencia, ataques en mi mente, mentiras, tentaciones, deseos insaciables y adicciones, etc. vendrán sobre mi o mi cuerpo y no le permito afectar mi vida y la vida de mi familia.

Declaro que soy justificada por fe en Cristo Jesús.

Declaro que mayor es Cristo en mí que el enemigo en este mundo.

Declaro que el Espíritu Santo me guía y me instruye, al igual que a mis seres queridos, en todos nuestros caminos.

Declaro que mi esposo esta creciendo en Cristo y esta lleno de Tu sabiduría, entendimiento y conocimiento, para ser todo lo que ha sido creado por Dios para ser.  (Puedes decir esto para tu futuro esposo si eres soltera – habla por fe a la existencia).

Declaro que la Palabra de Dios es lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino – todo paso que tomo esta dirigido por el Espíritu Santo.  Prov. 6:23; Salmo 27:1.

Declaro que hoy camino en Tu plenitud, guiado por el Espíritu Santo, y rodeada de protección por Tus ángeles.  Declaro que tengo la mente de Cristo y hoy haré decisiones sabias y hare inversiones prosperas.

Gracias Padre, Señor Jesús, y Espíritu Santo por sabiduría y por suplirme todo lo que necesito hoy.  Protégeme de toda tentación y postergación (vagancia, demorar, atrasar, prolongar, dejar las cosas sin terminar).  Me someto a Ti. En el Nombre de Jesús, ¡Amén!

————————————————————————————————————————–

 

Oración de Sanidad (sistema inmune – cansancio – dolor en las coyunturas):

En el nombre de Jesús, ordeno que el sistema inmunológico sea restaurado.  Yo le ordeno que sea efectivo para detener las enfermedades, los gérmenes y los virus que estén causando problemas en este cuerpo, en el nombre de Jesús Todopoderoso.  Bendigo mi corazón, mi mente, mis órganos, mis glándulas, mi sangre, mis ojos, mis manos y mis pies, y todo mi cuerpo, en el nombre de Jesús, Amen.

(Has esta oración en la mañana y antes de dormir).

Copyright material

1 Comment
  1. Thank You so much for your ministry. I have “browsed” through your books while at various stores and have found them to be informative and so relevant to people’s lives. Thank You for being candid and sincere. Plan on actually buying your books and applying the gold nuggets as soon as finances allow. I believe women desperately need the biblical insights you share, the world can not heal the “stuff”, that is, the wounds caused by our own sins and the sins of others against us; only Yeshua can as You so aptly state in your books. Again, Thank You so very much!

Leave a Reply