Cuida Tus Pensamientos y Tu Corazon

womanpoisedEstos son dias pesimos y de gran crisis. Dondequiera que volteamos la cabeza, podemos ver alguna persona pasando por estres, depresion, urgencias grandes, y problemas en sus matrimonios y con los hijos.  Es tan comun, que la gente, en general, ya no presta mucha atencion a las noticias ni se alarman cuando oyen malas noticias.  Es cuando llega a casa que entonces abrimos los ojos y decimos, “!Dios mio, porque me esta sucediendo todo esto!”

Para poder sobrevivir las crisis cuando tocan a nuestra puerta, es necesario estar preparados de antemano con el corazon y los pensamientos transformados por la Palabra de Dios.  La vida diaria del Cristiano tiene que alinearse con los pensamientos de Dios y la direccion del Espiritu Santo.  No hay otro metodo, sistema, o principios como la vida en el Espiritu Santo.

Si no mantenemos nuestro corazon alimentado espiritualmente, con oracion y Palabra, eventualmente vamos a experimentar lo que Dios llama, el corazon tibio y dividido.  El Cristiano tibio, con un pie en el mundo y otro en su religion, nunca experimentara el exito que Dios ha destinado y desea para Sus hijos.

Los pensamientos son traicioneros. Tenemos que sembrar Palabra en nuestro corazon para lograr tener pensamientos puros y que agradan a Dios.  Del corazon mana la vida. Todo lo que permitimos que entre a nuestro corazon, formara parte de nuestro caracter y personalidad.

Los pensamientos malignos nos afectan a todos.  Es lo que hacemos con esos pensamientos lo que nos afectara.  Por eso la Biblia dice que traigamos todo pensamiento cautivo a la obediencia de Dios tan pronto nos demos de cuenta que es un pensamiento maligno.  Dios nos ha dado la habilidad de conocer las mentiras del enemigo y siempre abre camino para salir de toda tentacion.

Cuida tus pensamientos.  Cuida tu corazon.  Dios quiere bendecirte grandemente y maravillosamente.  Nuestro Padre es un Rey – dueño del oro y la plata. De toda cosa guardada, guarda tu corazon porque de el mana la vida.

Author: Dr. Iris Delgado / Derechos reservados

Leave a Reply